Más de 1,3 millones de tiburones migratorios son capturados al año en el Atlántico según la organización ecologista Oceana

Un informe demuestra que hay que proteger a los tiburones en las pesquerías de ICCAT. “Se capturan demasiados tiburones en el Atlántico como para que ICCAT finja que no es un problema”, señaló Rebecca Greenberg, científica marina de Oceana

Más de 1,3 millones de tiburones altamente migratorios fueron capturados en el Océano Atlántico en 2008 sin una gestión pesquera internacional, según un informe difundido hoy por la organización internacional de conservación marina Oceana. Esta estimación demuestra la necesidad de que se proteja a estas especies en la 17ª Reunión Extraordinaria de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, por sus siglas en inglés), que se celebra actualmente en París.
“Se capturan demasiados tiburones en el Atlántico como para que ICCAT finja que no es un problema”, señala Rebecca Greenberg, científica marina de Oceana. “De hecho, muchas de sus poblaciones se encuentran en una situación bastante peor que otras especies ya gestionadas por ICCAT”.
Dentro de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar (UNCLOS) hay listadas 72 especies de tiburones como “altamente migratorias”, lo que implica que deben ser gestionadas por organismos internacionales. En 2008 se declararon capturas de 21 de ellas en aguas de ICCAT, por un total de más de 65.000 toneladas. Según el peso medio de cada una de las especies capturadas, Oceana estima que esto supone más de 1,3 millones de tiburones altamente migratorios.
Tres cuartos de las 21 especies están clasificados como amenazados de extinción en algunas zonas del Atlántico, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Sin embargo, ICCAT sigue sin gestionar los tiburones, a excepción de una laxa prohibición del aleteo (finning) y de la prohibición de retener a bordo ejemplares de zorro ojón.
Además, Oceana considera que la cifra de 1,3 millones de tiburones debe de estar muy por debajo de la verdadera mortalidad. En 2008, 11 de los 48 países que participaron en ICCAT no declararon capturas de tiburones y los datos actuales de capturas de tiburones de ICCAT se consideran generalmente inadecuados, en el mejor de los casos. De hecho, estimaciones científicas basadas en el comercio de aletas de Hong Kong han mostrado que las capturas reales en el Atlántico podrían ser tres veces superiores a las declaradas a ICCAT.
“Los tiburones se encuentran prácticamente sin gestionar en el plano internacional”, explica Elizabeth Griffin Wilson, científica marina y responsable de campaña de Oceana. “ICCAT tiene la responsabilidad de protegerlos. Es hora de proteger a los grandes depredadores del océano”.
La mayoría de las poblaciones de tiburones altamente migratorios del Atlántico y el Mediterráneo se encuentran seriamente sobreexplotadas. Por ejemplo, la población de jaquetones oceánicos del Atlántico Norte ha disminuido en torno al 70% y los tiburones martillos han caído más del 99% en el Mediterráneo. Aunque esta situación es inaceptable, los gestores han ignorado su responsabilidad de proteger a los tiburones.

Oceana reclama a ICCAT que ponga en práctica las siguientes medidas de protección:
- Prohibir la captura de especies en peligro y vulnerables, incluyendo tiburón martillo, jaquetón oceánico, zorro común y cailón.
- Establecer límites de captura con criterios científicos y de precaución para otras especies capturadas comúnmente en pesquerías de ICCAT, especialmente para el marrajo dientuso.
- Mejorar la prohibición del aleteo en ICCAT requiriendo que los tiburones sean desembarcados completos, con las aletas adheridas de forma natural.

Por qué los tiburones en ICCAT:
La Convención de las Naciones Unidas para la Ley del Mar (UNCLOS) obliga a los países pesqueros a cooperar para asegurar la conservación de especies de tiburones altamente migratorios tanto dentro como fuera de sus Zonas Económicas Exclusivas a través de organizaciones internacionales apropiadas.
Con excepción de una laxa prohibición del aleteo, estos 1,3 millones de tiburones altamente migratorios han sido capturados libremente, sin estar sujetos a medidas de gestión internacionales como límites de capturas o de tallas, cierres temporales o de área o modificaciones de artes de pesca. Aunque las Partes Contratantes de ICCAT pusieron en vigor medidas de gestión en 2009 para una especie altamente migratoria –el zorro ojón–, las capturas del resto de las especies de tiburones amenazados altamente migratorios, que representan el 99,8% de las declaradas en 2008, siguen sin regular por ICCAT.
Son particularmente preocupantes en el Atlántico los casos del cailón (En Peligro Crítico en el Atlántico Nordeste y En Peligro en el Noroeste), el jaquetón oceánico (Vulnerable en todo el mundo) y la cornuda común (En Peligro en el Atlántico Noroeste y el Central Oeste).
Asimismo, los marrajos dientusos se capturan en grandes cantidades y los científicos de ICCAT han apuntado que su población podría sufrir sobrepesca. Esto es especialmente grave, ya que su reproducción es tardía, tienen poca descendencia y, por tanto, se recuperan de la sobrepesca con mucha lentitud.

Más información sobre los tiburones:
Los tiburones están en el océano desde hace más de 400 millones de años, mucho antes de que aparecieran los dinosaurios en tierra. Se encuentran en casi todos los océanos y migran desde grandes distancias a través de aguas nacionales e internacionales.
Los tiburones desempeñan un papel vital a la hora de mantener la salud de los ecosistemas oceánicos, pero sus poblaciones se encuentran amenazadas por la pesca. Son especialmente vulnerables a la presión de las actividades humanas por su bajo ritmo de crecimiento y su bajo potencial reproductivo. Muchas poblaciones han caído a niveles que ya no les permiten cumplir su función de grandes depredadores del ecosistema, lo que causa un daño drástico y posiblemente irreversible a los océanos.

Informe: Tiburones migratorios

Blog Archivo