Comienza la brutal matanza de delfines y ballenas piloto en las Islas Feroe



Imagen del vídeo "Stop the Grind"
Defensores de los animales denuncian la horrorosa e inexplicable masacre de delfines y ballenas que se produce anualmente en las Islas Feroe, un pequeño archipiélago montañoso situado en el Atlántico Norte, entre Escocia, Noruega e Islandia. Estas islas son un país autónomo dentro del Reino de Dinamarca, aunque oficialmente no pertenecen a la Unión Europea.
Sus habitantes justifican esta matanza como una antigua tradición que se remonta a la Edad Media, cuando las ballenas suponían una fuente esencial de alimento para sobrevivir en los duros inviernos. Pero aquellas viejas tradiciones carecen de sentido en nuestra edad moderna y en un territorio plenamente desarrollado y enriquecido gracias a sus yacimientos de gas y petróleo. Justificar la matanza por una cuestión "histórica" sería tanto como justificar la quema "brujas" o "herejes", algo que también era tradicional en la Edad Media.

A finales de enero se desarrolla la matanza llamada  'Grindadráp', donde se cercan en una pequeña bahía y se matan de la manera más brutal y cruel a cerca de mil calderones o ballenas piloto y delfines.
Desde los organizadores de la campaña Stop The Grind, califican estos hechos como: "No es una "cacería", sino un genocidio animal real. Es urgente proteger esta "riqueza" de valor incalculable e irremplazable. Dinamarca y las Islas Feroe tendrán que centrarse en el futuro en una tradición obsoleta que ya no hay ninguna justificación aceptable en el mundo actual."
Imagen del vídeo "Stop the Grind"

Blog Archivo