7 de Septiembre de 1936 el día que moría el último tigre de Tasmania el fin de toda una especie a manos del hombre



El 7 de Septiembre de 1936, en un zoológico de la ciudad de Hobart, en la isla de Tasmania, Australia, moría Benjamín, el último Tigre de Tasmania, o lobo marsupial (Thylacinus cynocephalus). Se cree que era una hembra, la última de su especie y de su género el Thylacinus.

El final de esta especie comenzó cuando los colonos europeos que llegaron a la isla fueron ocupando el territorio ancestral del tigre de Tasmania, y además de transformar los bosques en campos de cultivos, traían consigo nuevas especies como perros y gatos que cuando quedaban abandonados competían por la misma comida que el Tigre de Tasmania. A esto hubo que sumar una cínica propaganda que pintaba al Tigre de Tasmania como un asalta gallineros, con lo que fue cazado sin piedad hasta que en 1930 moría de un disparo el último tigre de Tasmania que vivía libre.
Por desgracia la muerte de Benjamín sólo es una línea de la gran lista de especies desparecidas en los últimos dos siglos, en lo que ya se considera como una de las grandes extinciones en masa que ha sufrido la vida en la Tierra; aunque en este caso no es producto de un asteroide, super volcán o terrible fuerza de la naturaleza sino de otra especie animal la humana.

Blog Archivo