El Grupo Asturias de WWF desmiente que España cumpla con el Protocolo de Kioto ni de lejos

Central térmica y fábrica de cemento de Aboño en las proximidades de Gijón. -Foto Asturias Verde-

Con relación a la noticia publicada en diversos medios en la que se asegura que España cumple con sus objetivos de reducción de emisiones de CO2 establecidos en el Protocolo de Kioto, el Grupo Asturias de WWF informa de que: España sigue sin cumplir con el Protocolo. Nuestras emisiones están por encima de los objetivos. Además España paga 638 millones de euros para comprar derechos de emisión, la mayor cantidad de la UE.

Nota de prensa del Grupo Asturias de WWF
Con relación a la noticia publicada en diversos medios de comunicación (La Nueva España) en la que se asegura que España cumple con sus objetivos de reducción de emisiones de CO2 establecidos en el Protocolo de Kioto, el Grupo Asturias de WWF informa de que:
España sigue sin cumplir con el Protocolo de Kyoto. Nuestro compromiso es no aumentar nuestras emisiones más de un 15% con respecto al año de referencia (1990), pero nuestras emisiones siguen estando por encima de ese objetivo (en 2009 se situaron un 28% por encima de las del año base, y serán del 35% en 2010 según las proyecciones de Bruselas).
Si bien es cierto que en estos últimos años hemos reducido nuestras emisiones y se ha acortado la diferencia, ello se ha debido mayoritariamente a la coyuntura económica de crisis, más que a los cambios estructurales necesarios para asegurar reducciones permanentes de emisiones.
"España paga con dinero público 638 millones de euros para comprar derechos de emisión, la mayor cantidad comprometida por un país de la UE, y en algunos medios se informa de que cumplimos los objetivos establecidos. Si es a base de compensar emisiones pagando multas, el cumplimiento del Protocolo de Kioto es totalmente irreal", declara Esther Valllado, coordinadora del Grupo Asturias de WWF. "Ya va siendo hora de que España se tome en serio sus responsabilidades en reducción de emisiones. Esta noticia no nos deja en muy buen lugar delante de la UE. Ese dinero se debería haber invertido en tecnología para la reducción de emisiones en nuestro propio país. El pago de esta multa es pan para hoy y hambre para mañana"."España no solo prefiere gastar millones de euros invirtiendo en proyectos verdes en otros países, sino que además subvenciona las actividades que más aumentan las emisiones de gases efecto invernadero, mediante el Decreto de Ley sobre el Carbón. Esto no tiene pies ni cabeza", dice Vallado.La responsable de Cambio Climático de WWF, Mar Asunción, ha señalado que, para evitar estos pagos habría que "emplear el dinero en reducciones internas en nuestro país, que son permanentes, y que, además, contribuyen al desarrollo sostenible que no aumenta las emisiones por lo que, luego, no hay que compensarlas comprando derechos en el exterior". Con ésto se ha referido a "apoyar un cambio de modelo energético basado en la eficiencia energética, en donde España tiene un gran potencial", y que, a su juicio, "son medidas que hay que impulsar en tiempos de crisis".Por ello, Asunción ha animado al Gobierno "a que sea más decidido y coherente en sus políticas" porque "al final nos cuesta mucho más a todos los españoles". "También pedimos de manera decidida las energías renovables que son las únicas que han demostrado que tienen un potencial importante para convertirse en una alternativa para un modelo energético realmente sostenible", ha añadido.
+ MÁS INFORMACIÓN

Blog Archivo