Enorme vertido de petróleo en el Ártico ruso

Durante 37 horas ininterrumpidas, un pozo de petróleo ha estado vomitando crudo en el Ártico de Rusia. Más de 2.000 toneladas han contaminado unos 8.000 metros cuadrados, por fortuna, lejos de la costa. El accidente se ha producido en el yacimiento de Trebs, uno de los más importantes de Rusia, en el distrito autónomo de Nenetsia, cuando unos obreros intentaron reabrir un viejo pozo.
Para los ecologistas, esta fuga ilustra el peligro de las explotaciones de hidrocarburos en el Ártico. El pasado agosto, el gigante del petróleo ruso Rosneft y el estadounidense ExxonMobil firmaron un acuerdo estratégico para explorar el Ártico ruso.
Video reportaje Euronews

Blog Archivo