Fuertes vientos causan numerosos destrozos en Francia

Vallas caídas, techos arrancados y coches destrozados. Ese es el resultado de las fuertes ráfagas de viento de más de 100 kilómetros por hora que han sacudido, la noche del sábado, el este de Francia. El túnel del Mont Blanc ha tenido que ser cerrado durante unas horas y unos 65.000 hogares se han quedado sin electricidad.
 Aunque las autoridades francesas ya han levantado la alerta naranja en las 9 regiones afectadas, los servicios de socorro siguen trabajando para que no se produzcan accidentes. A pesar de los innumerables daños la situación meteorológica ha mejorado y la mayoria de las carreteras han sido despejadas.
Video reportaje Euronews

Blog Archivo