Ayuntamiento de Barcelona activa el plan de actuación por ola de calor en fase de alerta

Profesionales de los servicios sociales incrementan el seguimiento a domicilio de las personas vulnerables y la atención en la calle de las personas sin techo.

El Ayuntamiento de Barcelona ha activado hoy los protocolos previstos en el Plan de Actuación para Prevenir los Efectos de la Ola de Calor sobre la salud de las personas, en su fase de alerta. Se activan así, mientras la temperatura no remita de nuevo por debajo del umbral de alerta, dos operativos específicos para atender especialmente a los colectivos más vulnerables.



Operativo en la vía pública

Un dispositivo de profesionales coordinados por el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB) sale a la calle en las franjas de más calor para repartir agua a las personas sin techo y informarles de la posibilidad de utilizar el Centro de Estancias breves (CEB) como espacio climatizado, acompañándolas si aceptan voluntariamente desplazarse.
Estos profesionales alertan también los servicios de emergencias médicas en caso de detectar alguna persona en situación de riesgo por los efectos del calor.

Operativo preventivo para las personas vulnerables

El Ayuntamiento de Barcelona a través de los servicios de teleasistencia, atención domiciliaria y los centros de servicios sociales, realiza tareas de información específica relacionada con la situación de riesgo meteorológico, acompañadas de un seguimiento y control sistemático de las personas consideradas frágiles.
En aquellos casos en que se considera conveniente, se activan medidas para evitar que las personas con mayor riesgo salgan a la calle en las horas del día de más calor, a través de la concesión puntual de comidas a domicilio, la entrega de ventiladores o la atención personalizada a domicilio. Por otra parte, y también con el objetivo de evitar la estancia en la calle de las personas frágiles, se activan medidas de permanencia o prolongación de las actividades en los centros climatizados como residencias de ancianos, centros de día para personas mayores y para personas discapacitadas. Se incorpora, en su caso, el almuerzo y la cena.
La activación de la fase de alerta supone intensificar las medidas de información y seguimiento de colectivos vulnerables que, de manera ordinaria, activa el Ayuntamiento de Barcelona entre el 15 de junio y el 15 de septiembre.
Durante todo este periodo se ofrece a la ciudadanía un servicio telefónico permanente (900 70 30 30) y se hace difusión de los posibles efectos de una ola de calor y de un conjunto de recomendaciones para prevenirlos:

En casa:

Controlar la temperatura del domicilio siguiendo las instrucciones siguientes:
- Durante el día, cerrar las persianas de las ventanas donde da el sol
- Abrir las ventanas durante la noche para refrescar la casa
- Restar en las estancias más frescas
- Utilizar algún tipo de climatización de refresco (ventiladores, aire acondicionado, abanicos ...), o tratar de pasar como mínimo dos horas al día en lugares climatizados (bibliotecas, cines, etc.)
- Refrescarse a menudo con duchas, toallas empapadas de agua ...

En la calle:

- Evitar el sol directo
- Llevar gorra, sombrero o paraguas.
- Utilizar ropa ligera (como la de algodón), de colores claros y que no sea ajustada
- Procurar caminar por la sombra, restar bajo una sombrilla cuando se esté en la playa y descansar en lugares frescos de la calle o en espacios cerrados que estén climatizados
- Llevar agua y beber a menudo
- Mojarse un poco la cara e incluso la ropa
- Vigilar los trayectos en coche durante las horas de más sol y no permanecer allí con las ventanas cerradas.

Limitar la actividad física en las horas de más calor

- Evitar salir de casa a las horas de más calor (al mediodía)
- Reducir las actividades intensas

Beber bastante y vigilar la alimentación

- Beber agua y zumos de fruta
- No tomar bebidas alcohólicas
- Evitar las comidas muy calientes y los que aportan muchas calorías.

Blog Archivo