En Lekeito restauran un viejo barco pesquero para convertido en museo etnográfico


En Lekeitio han transformado un viejo pesquero en museo etnográfico. El barco playa de Ondarzabal se construyó en 1966, es una de las últimas embarcaciones con casco de madera, tiene 23 metros de eslora, navegó durante decenios por las aguas del Cantábrico y el Atlántico dedicándose a la pesca del bonito y de la anchoa. Su última salida fue en 2001 y contaba con una tripulación que estaba formada por 18 personas. Con la llegada del nuevo siglo el pesquero se ha transformado en buque museo y ejemplo de la cultura marinera y de las técnicas tradicionales de pesca en el Cantábrico.

Blog Archivo