Misión cumplida: Miles Scott se transforma en Batman por un día


¿Cuánto vale cumplir con el sueño de un niño?. Si hay voluntad el coste es superado ampliamente por los beneficios emocionales y morales. Para cumplir el sueño de Miles Scott, un niño de 5 años con leucemia, era poder ser Batman por un día, se pusieron a ello 12.000 voluntarios, varios medios de comunicación, modificaron un deportivo para convertirlo en batmovil, y ya puestos transformaron también San Francisco en Ciudad Gótica. Así todo preparado el niño, que no sabía nada de todo esto, recibió la visita de Batman y emprendió la misión, que le encomendó el jefe de policía, de salvar la ciudad de una ola de crímenes. Así BatKid consiguió rescatar a una mujer que estaba en peligro; atrapar al Acertijo cuando robaba un banco; y salvar a la mascota del equipo de baseball de las garras del Pingüino. Y como es lógico ante tales hazañas sólo podía faltar la felicitación: "¡Bien hecho, Miles, buen trabajo salvando Ciudad Gótica!", fue el mensaje de, ni más ni menos, el presidente Barack Obama.
Todo ello gracias a la voluntad de miles de personas y la ayuda de la Make-A-Wish Foundation

Blog Archivo